Skip to main content

2008-2009

Despedida

Queridos amigos de la Fundación Palabra de Vida,

Queremos despedirnos por este curso. Agradecemos vuestra amistad, vuestra oración, vuestra colaboración, y damos gloria a Dios con los frutos recogidos (y que vendrán todavía) por el uso de los temas de este curso por parte de tantas personas y de grupos en tantas partes del mundo.
Con la serie de temas sobre Jesucristo, el Señor, hemos avanzado en el conocimiento de la persona de Jesucristo y por tanto podemos estar en mejores condiciones para buscarle y estar en comunión con él.
Con el comienzo del nuevo curso, en septiembre, llegarán nuevos temas, que oportunamente anunciaremos. Recordamos que mientras la página web sigue activa con un rico archivo, repleto con los temas que hemos ido ofreciendo a lo largo de estos 10 últimos años.

29. Estad siempre alegres

AVISO

Con el tema de esta semana decimos “hasta luego” esperando volver de nuevo en el mes de Septiembre próximo, si Dios quiere. A todos, especialmente a vosotros, chicos, gracias por haber podido compartir con vosotros estos temas, en los que juntos hemos vivido algunas virtudes, y gracias por vuestras oraciones. Que el Señor os haga crecer en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Objetivos

Descubrir cuál es la verdadera alegría y las razones y los beneficios de permanecer alegres.

Reflexión

El día del Señor (II)

En el anterior tema vimos cómo el Señor vendrá glorioso, en el momento que Padre tiene previsto, para recapitular todas las cosas en Cristo y hacer que todo tenga a Cristo por Cabeza. El reinará por los siglos de los siglos y su reino no tendrá fin.

28. Practicar la paciencia

Objetivos

Aprender del viñador que trató con paciencia a la higuera. Descubrir cuántas personas tienen paciencia contigo.
Aprender a tratar con paciencia a nuestros padres, hermanos, profesores, amigos.
Aprender a esperar con paciencia las respuestas de Dios.
 

Reflexión

El día del Señor

Posted in

Me voy a referir brevemente en esta reflexión no al domingo o primer día de la semana, que es también llamado ‘el día del Señor’, sino al día en que el Señor vendrá nuevamente, la segunda venida o Parusía. Será el fin de la historia y el principio sin fin de la eternidad.

Hacer la voluntad del Señor (II)

En el Padre Nuestro, el Señor enseñó a los suyos a orar al Padre diciendo: “Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo” (Mt 6, 10). En el cielo la voluntad de Dios es hecha de manera perfecta. Nada es hecho en la más mínima rebeldía en relación a Dios. Todo es armonía, comunión y amor. El plan de Dios se lleva a cabo a la perfección, porque las criaturas celestiales obedecen en todo y cumplen la santa voluntad del Señor.

27. Jesús también fue paciente

Objetivos

Aprender a practicar la paciencia. Aprender de Jesús que fue paciente.

Reflexión

Hacer la voluntad del Señor (I)

En el tema pasado partíamos de la cita “No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial” (Mt 7,21). Veíamos cómo el verdadero discípulo no es el que llama a Jesús Señor, sino además, y por encima de todo, el que hace su voluntad. Hacer la voluntad del Padre o del Señor Jesús es lo mismo, porque la voluntad de ambos es idéntica en todo.

26. Nuestra tarea es amar

Objetivos

Descubrir que el discípulo de Jesús tiene una única tarea: amar a Dios y al prójimo. Aprender que sin amor no valemos nada y no podemos alcanzar la vida eterna.

Reflexión

No todo el que diga: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos

“No todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial” (Mt 7,21).

El citado versículo y los que le siguen están en la Biblia de Jerusalén encabezados bajo el título “los verdaderos discípulos”.

Distribuir contenido